martes, 19 de enero de 2016

El plano maqueta de la Plaza Mayor

 Originamnete Publicado el 12 de Marzo de 2013.

Tratar directamente con documentos históricos es emocionante en cualquier caso. Pero a veces, debido a su significado, originalidad, autoría o valor estético, te encuentras con casos especiales. Y cuando, como ocurre en esta ocasión, se reunen todas estas características, te encuentras con un testimonio único sobre la historia de Madrid.



Hablamos del plano de la “Plaza de Madrid y plaza de toros” como apenas se puede leer en su reverso, datado en el año 1636 y ejecutado por Juan Gómez de Mora, principal arquitecto del Madrid de los Austrias. Se trata del dibujo de la planta y el alzado de las cuatro caras de la Plaza Mayor y refleja, casi veinte años después de su construcción, cómo era el planteamiento original de este espacio que tanto ha cambiado con el paso del tiempo.



El documento tiene bastantes peculiaridades. La más llamativa es que las fachadas de los edificios se han dispuesto pegadas en unas solapas móviles, de tal modo que pueden levantarse y formar una maqueta tridimensional de la Plaza.



Al levantarlas vemos que bajo ellas figura el listado de los propietarios de las casas de la Plaza en 1636; cada dueño bajo su ventana. Probablemente, uno de los motivos para la realización del plano era reflejar un censo de estos propietarios, quienes tenían que ceder el uso de los balcones en fiestas a las autoridades. Los maestros arquitectos del Ayuntamiento, que también intervenían como Aposentadores Mayores del Rey necesitaban un documento de estas características para distribuir los asientos en los espectáculos que se celebraban en la Plaza.



De ahí el texto firmado por Teodoro Ardemans, Maestro mayor de obras a principios del siglo XVIII y arquitecto de la Casa de la Villa. Fechado décadas después de realizado el plano, se puede localizar en una de sus esquinas. Dice “Esta planta se executó el año de 1636. Con que asta el presente de 1725 ban 89 años”, subrayando las fechas y el tiempo transcurrido. ¿Se estaba quejando de su escasa vigencia?


En el centro de la Plaza se encuentra un dibujo a lápiz de un gran pedestal. Estaría destinado, o bien a tablado para representaciones teatrales, o bien a basamento para algún tipo de escultura o arquitectura efímera, también responsabilidad de los maestros de obra. ¿Fue un añadido posterior o es contemporáneo a Gómez de Mora?



Tal y como observamos en el plano, la primera Plaza Mayor era más alta que la actual. La fachada norte tenía cuatro plantas, a excepción de la Casa de la Panadería que tenía (y tiene) tres pisos, más el añadido superior.



Las restantes disponen de cinco plantas balconadas. En la última de ellas, una terraza continua envolvía todo el espacio. También vemos como las calles cortaban las fachadas, rompiendo la continuidad de la Plaza.



¿Las razones del cambio? Nuevamente acudimos a una imagen ya utilizada en varias entradas de nuestro blog. La del Incendio de la Plaza Mayor en 1789 que obligó a su replanteamiento y reconstrucción.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada